PRÁCTICA: ANATOMÍA DEL SISTEMA RESPIRATORIO Y FRACCIÓN INSPIRADA DE OXÍGENO

El miércoles 6 de marzo se realizó la segunda práctica del aparato respiratorio. La práctica consistió en dos etapas. En la primera el Dr. Andrés Hernández pidió que los estudiantes identificaran todas las partes que conforman el sistema respiratorio en el programa en línea donde se pueden realizar disecciones a un cuerpo humano.

Sin realizar ninguna disección se puede ver la boca y la narina izquierda y derecha (Imagen 1), que son el inicio del aparato respiratorio por donde entra el aire del medio ambiente.

Imagen

Iniciando la disección del cuerpo se puede observar en la Imagen 2 y 3 que el aire pasa hacia la cavidad oral si entró por la boca y hacia las fosas nasales derecha e izquierda divididas por el tabique nasal, si el aire se introdujo por la nariz. Siguiendo su recorrido por detrás de las fosas nasales está la cavidad nasal donde se encuentran los tres cornetes en un principio y al final de la cavidad están las coanas. La cavidad oral y la nasal van a estar divididas por el paladar duro y el blando.

ImagenImagen

Detrás de ambas cavidades se encuentra la faringe (Imagen 4). La faringe es un tubo que está divido en tres: nasofaringe, orofaringe y laringofaringe que funciona como vía de conducción para que el aire que se inhaló pase a la laringe. La laringe está protegida por la epiglotis en su parte más superior, la cual solo permitirá el paso de aire y no el de comida. Por delante de la faringe está la laringe y por atrás el esófago (Imagen 5).

Imagen

Imagen

La tráquea une la vía de conducción del aire que se dirige hacia los bronquios. Una vez que el aire atravesó la tráquea, el tubo de conducción se divide en dos, dando lugar al bronquio primario izquierdo y derecho, uno para cada pulmón. Los bronquios primarios al estar dentro del pulmón se subdividen en bronquios secundarios, dos en el pulmón derecho y tres en el izquierdo. El aire del exterior pasa después por los bronquios terciarios o segmentarios, correspondiendo diez para el pulmón derecho y ocho para el izquierdo. (Imagen 6)

Imagen

Después de los bronquios segmentarios el recorrido del aire sigue por los bronquiolos (Imagen 7). Los bronquiolos se dividen en bronquiolos terminales y en respiratorios, en estos últimos ya existe un intercambio de gases entre el aire del ambiente y la sangre del capilar pulmonar, sin embargo, es en los sacos alveolares donde se lleva la mayor parte del intercambio (Imagen 8-9).

ImagenImagenImagen

Los pulmones y todos sus componentes reciben nutrientes y oxígeno para realizar su función de las arterias bronquiales (Imagen 10) que salen de la aorta proveniente del ventrículo izquierdo.

Imagen

La segunda etapa de la práctica consistió en calcular la fracción inspirada de oxígeno al 21% (que es la cantidad de O2 que inspiramos normalmente a una presión atmosférica dada) y al 70% (que representa la cantidad de O2 que podemos inspirar solamente a través de una mascarilla de O2) de Acapulco, Nueva York, la Ciudad de México, La Paz (Bolivia), la cima del Popocatepetl y la cima del Everest.

Para poder calcularla, lo primero que los alumnos tuvieron que hacer fue conseguir en internet la altura de cada uno de los lugares. Posteriormente, esa altura en metros se introdujo en la siguiente calculadora http://www.altitude.org/air_pressure.php, donde se obtiene la presión atmosférica.

Finalmente, la presión atmosférica (Patm) y el porcentaje de la fracción inspirada de oxígeno (%FiO2) se introducen en la siguiente fórmula:

FiO2 = (Patm x %FiO2) / 100

Por ejemplo, en Acapulco hay una presión atmosférica de 758mm Hg entonces:

FiO2 al 21% = (758 x 21) / 100 = 159 mm Hg

FiO2 al 70% = (758 x 70) / 100 = 530 mm Hg

En la Tabla 1 se pueden observar los resultados:

Imagen

Con base en los resultados obtenidos se puede observar cómo a mayor altura la cantidad de O2 que podemos inspirar ya sea en una inhalación normal (FiO2 al 21%) o por medio de una mascarilla de O2 al 70% es menor, por lo que la altura y la fracción de oxígeno inspirada son inversamente proporcionales. Esto se debe a que la presión atmosférica disminuye mientras más altura haya, y debemos recordar que la presión parcial de los gases va a estar influenciada directamente por la altura, así que si estamos al nivel del mar la presión atmosférica es mayor por lo que la presión parcial del O2 aumenta y permite que haya un mayor gradiente de presión entre el O2 de los alveolos y el de la sangre de los capilares pulmonares difundiéndose más O2 en una inspiración hacia la sangre. A diferencia de si nos encontramos en la montaña más alta del mundo, la presión atmosférica disminuye causando que también lo haga la presión parcial de O2 ocasionando que el gradiente de presión de O2 entre el alveolo y la sangre de los capilares pulmonares sea muy bajo y durante una inspiración no se difunda tanto O2 hacia la sangre.

Además, resulta interesante notar cómo en Acapulco con su presión atmosférica de 758mm Hg la fracción de inspiración de O2 normal es de 159 mm Hg mientras que en la Cima del Everest con una máscara de gas con una fracción de inspiración de O2 al 70% se puede obtener un valor muy cercano a la que se obtiene al nivel del mar en Acapulco.

About these ads
Esta entrada fue publicada en About.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s